Accidente cerebrovascular

En el post de hoy queremos proporcionaros más información sobre el accidente cerebrovascular que sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se denomina “ataque cerebral”.
Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular:

  • Accidente cerebrovascular isquémico

    Ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro resulta bloqueado por un coágulo de sangre. Esto puede suceder de dos maneras:

    • Se puede formar un coágulo en una arteria que ya está muy estrecha. Esto se denomina accidente cerebrovascular trombótico.
    • O también puede ocurrir que se desprenda de otro lugar de los vasos sanguíneos del cerebro, o de alguna parte en el cuerpo y trasladarse hasta el cerebro. Esto se denomina embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico. Los accidentes cerebrovasculares isquémicos también pueden ser causados por una sustancia pegajosa llamada placa que puede taponar las arterias.
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico

    Ocurre cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca que la sangre se escape hacia el cerebro. Un accidente cerebrovascular isquémico puede presentar sangrado y convertirse en uno hemorrágico.

Para prevenir dicha afección tendremos que tener en cuenta los siguientes factores de riesgo:

  • Presión arterial alta
  • Frecuencia cardíaca irregular, llamada fibrilación auricular
  • Diabetes
  • Colesterol alto
  • Obesidad

Como os presentamos en la imagen una vez que se ha producido el ICTUS, será importante identificar qué signos físicos pueden poneros en alerta:

  • Mareos y dolor de cabeza
  • Pérdida de visión de uno o los dos ojos
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para caminar…

Además podréis notar, dependiendo de la fuerza con la que haya actuado el ICTUS, flacidez en un lado de la boca, ojo, ceja, brazo, pierna…del lado más afecto.
Accidente cerebrovascular

En centro MovimienTOs contamos con profesionales especializados en esta patología, rehabilitando y reincorporando el rol de la persona en su vida diaria. Favoreciendo que consiga su máximo potencial en la autonomía e independencia.

Nos reuniremos con vosotros o vuestro familiar para conocer de primera mano el caso, se realizará una evaluación adaptada a cada persona y se procederá al tratamiento desde un punto de vista personalizado en individualizado tanto en clínica como en el entorno real.

¡Os esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *